Si aún no tienes una web, es importante que te lo plantees.

Si hablamos de funcionalidades, sin duda es un si rotundo.

Aunque la primera vez que entras en contacto con WordPress no entiendes nada, cuando le pillas el truco y entiendes todas las posibilidades que tiene, las dudas se disipan.

La cuestión es que WordPress es caro. Está bien para empresas o particulares que estén dispuestos a gastarse dinero, pero hay que tener en cuenta los siguientes puntos:

    • El alojamiento de nuestra web de WordPress nos va a costar no menos de 80€/anuales (incluido el dominio)
    • Tendremos que ponerle una plantilla. El precio mínimo si queremos una plantilla de calidad será de 60€ en adelante, que pagaremos una sola vez.
    • Si somos más ambiciosos tendremos que usar un CMS tipo Génesis, que con la plantilla puede superar tranquilamente los 100 €, o otras opciones de pago anual con muchas más opciones de diseño para no profesionales.
  • Seguramente nos encontraremos editores de contenido y plugins gratuitos, pero algunas utilidades son insuficientes si no son de pago y algunos de estos servicios son de pago anual.
  • Hay plugins de pago que vamos a necesitar, aunque hay muchos gratuitos, pero a veces tienes que pagar, porque ya sabemos que lo barato sale caro.
  • Si no sabemos mucho del tema, tendremos que contratar un mantenimiento de nuestra web, mensual o anual.
  • Cambiar los atributos de la plantilla que instalemos no siempre es fácil, a veces hay que tocar código css, html o incluso php, por lo cual tendrás que buscar la ayuda de un profesional.
  • Si quieres una tienda online y no quieres usar Prestashop, también es una buena opción.

Entonces ¿Si o no?

Bajo mi punto de vista, si quieres una web sencilla, que puedas manejar tu mismo, sin complicaciones, sin tener que tocar código y por un precio cerrado, puedes optar por Jimdo.

Jimdo es una plataforma muy interesante para quien no quiere gastar mucho y muy fácil de usar.

Pero si quieres una web completamente personalizada y con muchas opciones, tendrás que optar por WordPress.

Si, cuesta dinero, pero si eres un particular, puedes usar WordPress.com que es más económico o buscar la manera de monetizar tu sitio.